Escarchadores de copas

Escarchadores de copas

 

A todos los clientes les gusta que les sirvan su bebida bien fría. 

Además, según la temperatura a la que se encuentre el vaso, puede hacer que el aroma de una bebida o su sabor varíen de forma notable. 

Es por ello que contar con un escarchador de vasos y copas puede marcar la diferencia en un local y otorgar la satisfacción de los clientes. 

Ahora bien:

¿Qué es un escarchador de copas?

 

Los escarchadores de copas son máquinas de refrigeración que logran que los vasos y las copas se enfríen rápidamente, manteniendo frías las bebidas durante más tiempo.

De hecho, algunos modelos de escarchadores de copas consiguen una congelación casi inmediata de los recipientes que se introducen, enfriando en solo unos segundos.

La temperatura mínima que pueden alcanzar los escarchadores de vasos y copas se sitúa entre los -18° C y -20° C.

 

¿Cuáles son los motivos para adquirir un escarchador de copas?

 

El principal motivo para tener este equipo de refrigeración, es que es la mejor opción para poder ofrecer a los clientes bebidas frías; sobre todo en los meses de verano, donde servir una cerveza o refresco frío es algo fundamental para la identidad del local.

Uno de los mayores placeres, sobre todo en verano, es poder refrescarse y nada mejor que con una bebida bien fría. Especialmente, los amantes de la cerveza lo valorarán muy positivamente.

Otro de los motivos para adquirir un escarchador, es separar los vasos, jarras y copas de las botellas que tenemos en las cámaras. 

En algunos locales, para enfriar las jarras, es común conservarlas en el mismo lugar donde se almacenan las botellas u otros productos. Esto puede provocar que se rompan con facilidad y genera problemas de almacenamiento, puesto que ese espacio podría usarse para enfriar más botellas.  

Contar con un escarchador de copas y vasos, permite tener todos los recipientes en un lugar y dedicar otras cámaras frigoríficas para lo que son: enfriar solamente bebidas, alimentos u otros elementos. De esta manera, ganaremos en espacio y orden.

Por último, otro motivo muy a tener en cuenta, es que algunos modelos tienen la capacidad de esterilizar los vasos durante el enfriamiento. De esta manera, todas las copas y vasos del local estarán listas para usar y esterilizadas.

 

Tipos de refrigeración en los escarchadores de vasos

 

Se suelen distinguir dos tipos de refrigeración en este tipo de maquinaria: ventilada y estática.

Refrigeración ventilada

Este tipo de refrigeración produce frío de forma homogénea, repartiendo y manteniendo constante toda la temperatura que produce. 

Además, puede llegar a resecar un poco los alimentos.

Refrigeración estática

En este tipo de refrigeración, utiliza la parrilla para extraer el frío, de manera que la congelación se produce de forma más desigual. 

A diferencia de la refrigeración ventilada, la estática no reseca los alimentos.

Tipos de escarchadores de copas según su capacidad

 

Atendiendo a su capacidad, encontramos equipos destinados a espacios más reducidos o a grandes negocios de hostelería.

Los de menor capacidad, suelen tener una capacidad de entre unos 60 u 80 litros. Son indicados para superficies o negocios más pequeños. Además, pueden colocarse en cualquier parte gracias a su tamaño.

Por otra parte, suelen contar con unos 2 o 4 estantes incorporados, permitiendo la correcta organización de todos los envases que se almacenen y previniendo posibles roturas.

Los de mayor capacidad, cuentan con entre 80 y 130 litros. Están pensados para grandes negocios de hostelería o que tienen un alto volumen de clientes. 

Pese a su gran capacidad, mantienen un reducido tamaño que hace posible colocarlo e instalarlo en cualquier parte de la cocina.

Mostrando los 2 resultados

Carrito de compra
X